Gemma Candela

Terapeuta Ocupacional

Desde bien pequeña me ha gustado el mundo de la sanidad y tras conocer la Terapia Ocupacional (T.O.) me di cuenta de que, efectivamente, estaba hecha para ello. Para mí es más que una profesión, es un estilo de vida, una forma de seguir aprendiendo día tras día de aquellos que, aún faltándoles algo básico en sus vidas o conviviendo con ciertos déficits, exprimen cada minuto, luchan por seguir hacia adelante y, lo más importante, con una sonrisa y una actitud más que positiva.

Creo que quién conoce la Terapia Ocupacional y entra en sus redes no puede salir, simplemente porque no quiere, simplemente porque es genial.

 

Mi experiencia se basa, en gran medida, en niños que presentan diversidad funcional, tanto a nivel físico como cognitivo. Además de Adultos con Enfermedad de Alzheimer.

 

Mi objetivo es trabajar con colectivo de niños que presenten algún déficit. Siempre a través del juego ya que es la herramienta con la que los niños exploran su día a día…, pues bien, utilicémosla para hacerles aprender y comprender conceptos nuevos, o lograr mejorar habilidades y destrezas físicas, ello aumentará su autoestima y motivación y el éxito estará asegurado.

Otro aspecto importantísimo a trabajar con ellos es hacer hincapié en la autonomía: organizarse las tareas del día incluyendo el tiempo libre, ser independientes en su vida diaria…, siempre ajustándose a la edad y necesidades del niño.